La enfermedad por reflujo gastroesofágico ocurre cuando el ácido estomacal suele volver al conducto que conecta la boca con el estómago (esófago). Este flujo en sentido contrario (reflujo ácido) puede irritar el revestimiento del esófago.

Muchas personas padecen reflujo ácido cada tanto. La enfermedad por reflujo gastroesofágico puede ser un reflujo ácido leve, que ocurre al menos dos veces por semana, o un reflujo ácido moderado a grave, que ocurre al menos una vez por semana.

La mayor parte de las personas pueden controlar la molestia de la enfermedad por reflujo gastroesofágico con cambios en el estilo de vida o medicamentos de venta libre. Sin embargo, algunas personas con enfermedad por reflujo gastroesofágico podrían necesitar medicamentos más fuertes o cirugía para aliviar los síntomas.

Síntomas

Algunos signos y síntomas frecuentes de la enfermedad por reflujo gastroesofágico son los siguientes:

  • Una sensación de ardor en el pecho (ardor de estómago), generalmente después de comer, que podría empeorar por la noche
  • Dolor en el pecho
  • Dificultad para tragar
  • Regurgitación de alimentos o líquidos agrios
  • Sensación de tener un nudo en la garganta

Si tienes reflujo ácido por la noche, es posible que también presentes lo siguiente:

  • Tos crónica
  • Laringitis
  • Asma nueva o que empeora
  • Alteración del sueño

Cuándo consultar al médico

Busca atención médica inmediata si sientes dolor en el pecho, en especial si también tienes falta de aire o dolor en la mandíbula o en el brazo. Es posible que sean signos y síntomas de un ataque cardíaco.

Pide una consulta con el médico en los siguientes casos:

  • Si presentas síntomas de enfermedad por reflujo gastroesofágico graves o frecuentes
  • Si tomas medicamentos de venta libre para el ardor de estómago más de dos veces por semana

Llame al 678-765-0101 para consulta con la Clínica Médica Buford.

Causas

La causa de la enfermedad por reflujo gastroesofágico es el reflujo ácido frecuente.

Al tragar, una banda circular de músculo que rodea la parte inferior del esófago («esfínter esofágico inferior») se relaja para permitir que los alimentos y líquidos desciendan al estómago. Luego, el esfínter vuelve a cerrarse.

Si el esfínter se debilita o se relaja de manera anormal, el ácido estomacal puede subir hacia el esófago. Este flujo constante de ácido en sentido contrario irrita el revestimiento del esófago, y a menudo causa que se inflame.

Factores de riesgo

Algunas enfermedades que pueden aumentar el riesgo de sufrir la enfermedad por reflujo gastroesofágico son las siguientes:

  • Obesidad
  • Protuberancia en la parte superior del estómago que sube hasta el diafragma (hernia de hiato)
  • Embarazo
  • Trastornos de tejido conjuntivo, como esclerodermia
  • Retraso del vaciado estomacal

Los factores que pueden agravar el reflujo ácido incluyen los siguientes:

  • Fumar
  • Comidas abundantes o comer tarde por la noche
  • Comer ciertos alimentos (detonantes), como alimentos fritos o grasosos
  • Ciertas bebidas, como alcohol o café
  • Tomar ciertos medicamentos, como aspirina

Complicaciones

Con el tiempo, la inflamación crónica del esófago puede provocar lo siguiente:

  • Estrechamiento del esófago (estenosis esofágica). Las lesiones en la parte inferior del esófago provocadas por el ácido estomacal producen la formación de tejido cicatricial. El tejido cicatricial estrecha el camino que recorren los alimentos, lo que causa dificultad para tragar.
  • Una llaga abierta en el esófago (úlcera esofágica). El ácido estomacal puede desgastar el tejido del esófago y causar la formación de una llaga abierta. Una úlcera esofágica puede sangrar, causar dolor y dificultar la deglución.
  • Cambios precancerosos en el esófago (esófago de Barrett). El daño ocasionado por el ácido puede provocar alteraciones en el tejido que reviste la parte inferior del esófago. Estos cambios se asocian con un riesgo mayor de padecer cáncer de esófago.

Llame al 678-765-0101 para consulta con la Clínica Médica Buford.

Leave a Comment